duclos21032014
"El Kirchnerismo se despide del gobierno acentuando el atropello, el abuso de poder, la discrecionalidad y el ajuste en partidas sensibles". "Al momento de priorizar la inversión pública, una vez más contradice su relato que delata un progresismo impostor", 
Así lo manifestó el Diputado Nacional Omar Duclós (GEN) como vocero del Interbloque del FAP en el tratamiento del Proyecto de Presupuesto para el 2016 y las leyes de Prórroga Impositivas y de Emergencia económica.

 

"A 17 días de las elecciones presidenciales, se está tratando -y se aprobará- un presupuesto que ejecutará el próximo gobierno. Resultaría obvio y razonable, que se aguardara la elección del nuevo Presidente de la República para receptar su programa de gobierno, con sus consecuentes prioridades de inversión; pero lamentablemente, el Kirchnerismo se despide del gobierno acentuando el atropello, el abuso de poder, la discrecionalidad y la opacidad en la adminitración de los recursos públicos".

Al referirse a la inconsistencia del presupuesto, Duclós dijo "Es un falta de respeto a la inteligencia de los argentinos enviar al Congreso y aprobar un presupuesto basado en premisas falsas, estimando que el PBI va a crecer el año próximo el 3%, cuando hoy tenemos una economía estancada; previendo una inflación del 14,5%, cuando este año culminará con aproximadamente el doble de ese porcentaje; o que el dolar va tener un valor de $ 10,60, cuando ya casi está en ese valor".

Por otra parte, sobre la prórroga de la emergencia económica, Duclós señaló: "La declaración de la emergencia acordada en 2002, es totalmente injustificada en estos años, y esconde la única intención de manejar con arbitrariedad y discrecionalidad los fondos públicos, ya que una vez aprobado el presupuesto, haciendo uso y abuso de las facultades delegadas, el Poder Ejecutivo con su decisión unilateral, lo modifica a su antojo, tornando virtual lo que el Congreso aprobó".

Finalmente, Duclós se refirió a la proyección del gasto público para el año próximo"cuando observamos que se proyecta un crecimiento del 16%, con un déficit de $98 mil millones, mientras este año -de acuerdo a la propia información oficial-, se estima un crecimiento del gasto del 39% con un deficit de $140 mil millones (aunque la mayoría de los analistas proyectan casi el doble); uno se pregunta si la verdadera motivación de la aprobación del presupuesto es dejarle en marcha el ajuste a Scioli con la aspiración de continuar en el poder, o si es el reconocimiento del festival del exceso y mal gasto durante este año electoral".

"De esta manera, se verifica por ejemplo, una reducción de la inversión social, con crecimiento por debajo de la inflación real en materia educativa, donde solo se prevé un crecimiento del 21,40,% que de ninguna manera alcanzará para cumplir la meta de un 30% de la escuelas de educación básica con jornada completa o extendida,tal como lo estipuló la Ley Federal de Educación y debió cumplirse para el 2010". 

"Una mayor restricción aún se advierte en infraestructura sanitaria, en cloacas y agua potable, previéndose un crecimiento de las partidas del 12,20%, cuando aún tenemos casi la mitad de la población sin acceso a cloacas (5.700.000 hogares) y un 16% en agua potable (1900 mil hogares ). Así, el oficialismo al momento de priorizar la inversión pública, una vez más contradice su relato que delata un progresismo impostor", finalizó Duclós.