duclos21032014

Un diputado del GEN solicitó que aclare su responsabilidad y la del Gabinete en pleno en la causa por el triple crimen

El diputado nacional del GEN Omar Duclós pidió este martes que se cite al Congreso al jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, para que informe ante los legisladores sobre los hechos vinculados a la causa por el tráfico de efedrina.

"Es necesario que el jefe de Gabinete concurra al Congreso Nacional a dar explicaciones no sólo sobre su propia responsabilidad sino también por la de los demás funcionarios del Gabinete que coordina, que por acción u omisión están involucrados en la causa que investiga el tráfico de efedrina, que lleva la jueza Servini de Cubría, y que tiene ya como procesado nada más ni nada menos que al ex titular de la SEDRONAR José Granero", expresó Duclós.

A través de un proyecto de resolución, el diputado del espacio que lidera Margarita Stolbizer aclaró que “la Justicia debe investigar profundamente para conocer la verdad, a fin de determinar las responsabilidades penales y condenar le toque a quien le toque”, pero aclaró que “al mismo tiempo, le cabe al Congreso evaluar las responsabilidades políticas en el marco de las atribuciones que la Constitución Nacional le otorga, especialmente, al seguimiento del desempeño del jefe de Gabinete".

Duclós, quien encabeza la lista de diputados nacionales por Buenos Aires del frente Progresistas, explicó que "si bien aún no se encuentra acreditada la vinculación del actual jefe de Gabinete con el triple crimen de General Rodríguez, además de los dichos de Martín Lanatta (hoy preso por el hecho) y del ex policía devenido en comerciante farmacéutico José Luis Salerno; así como de las manifestaciones del periodista Christian Sanz, sobre la entrevista a Sebastián Forza tres meses antes de su muerte, existen indicios que fundan sospechas sobre la intervención de las fuerzas de seguridad, entonces a cargo directo de Fernández durante su desempeño como ministro a cargo de las fuerzas de seguridad federales, como así también esto se vincula con la injustificable demora en la reglamentación de la ley que regula el registro de precursores químicos".